52. El regreso de los muertos vivos (2)

(Alguna noche de noviembre de 2000…)

Esa noche nos dimos unos besos y no pasó más nada. Yo era chica y muuy tímida, y además tampoco me dieron ganas. Era un buen amigo, y me caía bien, pero no me calentaba. Salimos un par de veces y la cosa seguía más o menos igual, teníamos charlas maravillosas, muchos besos, pero nada más. De cada salida, para peor, volvía con tortícolis. Darle un beso era una odisea, el medía un poco mas de 1.90 y yo apenas 1.60 y algo. Aún con tacos y parada sobre un escalón seguía siendo muy alto. Fuimos a tomar algo un par de veces, y hasta alguna vez lo convencí de que me acompañara a una clase de tango. Pero nada cambió. Cuando me llamaba nos quedabamos un buen rato hablando por teléfono, pero a veces no tenía ganas de atenderlo, porque sabía que me iba a preguntar cuando nos veíamos, y yo no sabía que decir. Hasta que un día le dije. Le dije que creia que a mí no me pasaba lo mismo que a él. Se me quedó mirando con cara rara, y me dijo: -pero vos pensas que yo estoy enamorado? No, yo no pensaba eso, pero sabía que no iba a poder seguir estirando la cosa sin pasar por la cama, y la verdad, seguía sin calentarme. Decirle eso me parecía una crueldad injustificada, sobre todo, porque me caía bien, y nos íbamos a seguir cruzando en la facu un tiempo más. Así que balbuceé una sarta de incoherencias que ya no recuerdo, y quedamos en no volver a salir y seguir siendo amigos. Al poco tiempo yo empecé a salir con El Músico (una historia que por ahora, no merece ser contada, ya veremos más adelante) y nos seguimos cruzando en la facu, como “amigos”. Aunque siempre me ponía algo nerviosa al hablar con él…

¿Porqué será que hay gente que no nos calienta pero nos pone nerviosas? ¿Nunca les pasó?

Ir a Post siguiente: El regreso de los muertos vivos (3).

Anuncios

10 comentarios en “52. El regreso de los muertos vivos (2)

  1. pero si le venías diciendo que no! digo qe los besos se los dabas, pero “lo otro” no…

    estuve buceando un poco por tu mundo! hay cosas q no imaginaba posibles en vos. esto de la interné distorsiona bastante la realidá jaja.

    lo que me mata es seguir el hilo de las cosas… me da la sensación que me salteo textos o q los leo desoredenados!!

    bueno, seguí q yo tmb sigo leyendo! un saludo D!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s