55. Casualidades (2)

Como bien me recuerda La Morocha, a veces la memoria nos traiciona, y hay datos en el último post que no son exactos. (Como debe haberlos en todos, seguramente). Esa noche habíamos salido en realidad La Morocha, La Colo, La Arquitecta y Yo. No recuerdo si Caro no vino o se fue más temprano. La Arquitecta no conocía todavía a la colo y la morocha, se conocieron esa noche y creo que no se cayeron del todo bien, por lo que no volvimos a salir todas juntas. Pero esa noche, ahora recuerdo, estabamos bailando las cuatro, antes que apareciera El del Barquito, y empezamos a hablar con un grupito de amigos. Uno de ellos era médico y estaba tratando sin éxito de levantarse a la arquitecta. Nosotras no teníamos ojos para otro. Uno de sus amigos a quien luego de pensarlo mucho, voy a llamar por su nombre, (se lo merece por lo que pasó después, ya lo verán). Estábamos hablando de Damián, un morocho, con unos ojos azules impresionantes, muy simpático y que además sabía bailar. ¿Qué más se puede pedir? Pobre, el médico era muy simpático pero bastante feito y con ese bombón al lado era dificil que le prestaramos mucha atención… Damián estuvo coqueteando con todas, pero finalmente se fue con la arquitecta. Mientras tanto yo ya había saludado a El del Barquito con lo cual no me quedaba otra que portarme bien esa noche. Si, puedo ser bastante perra si quiero, pero si hay alguien que me conoce y me puede ver, no da. En fin. Mientras tanto La Morocha estaba hablando con un canadiense muy simpático que estaba de vacaciones, aprovechamos para reirnos un rato y practicar el inglés… y la colo… seguro la colo se había encontrado con su “cacho de carne” como lo llamaba ella. Un profe del gimnasio con el que a veces se juntaban a tener unas clases muy particulares, pero que cada vez que se lo cruzaba en el boliche se hacía el lindo y no le daba mucha bola..

Ir a Post siguiente: El del Barquito, Parte 2.

Anuncios

5 comentarios en “55. Casualidades (2)

  1. Bueno, llegué hasta acá. Estoy al día por suerte. Todo muy pero muy interesante. Te puse un enlace en mi blog. Fijate si está bien presentado.Si no decime otra forma de presentarte. Igual tené en cuenta que a la plataforma Clarín no se le puede pedir mucho.
    Saludos.

  2. estoy viviendo en España, en las Islas Baleares, concretamnete en Palma de Mallorca, pero soy Cordobés Original, y en Argentina escuchaba mucho esa frase, y ahora, después de 3 años, me vino otra vez a la cabeza… Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s