69. Another Friday Night

Viernes 25 de enero de 2008.

Como era de esperarse Damián no volvió a dar señales de vida en toda la semana. De hecho nunca volví a saber de él. Pero llegó el viernes a la noche y ya se nos estaba haciendo costumbre, la previa en mi casa y luego al boliche de siempre. Esa noche salimos solas, Caro y yo. Tomamos algo en casa y salimos, muertas de risa caminando hasta el boliche, como siempre. Caro es bastante más alta que yo, y le gustan los altos, así que ya se me había hecho costumbre señalarle los altos que nos cruzábamos, a ver si alguno le gustaba. Y esa noche había uno, alto, que estaba bastante bien. Se lo mostré y le gustó. Así que estuvimos ahí un rato, lo miramos, él miraba también. Pero no hacía nada. Dimos una vuelta por ahí y cuando volvimos, otra vez las miraditas, que van y que vienen. Al rato lo vemos con una chica, una colorada, bastante linda. Pero el flaco seguía mirando y a Caro le gustaba. Así que nos fuimos hasta la barra del fondo a buscar una servilleta. Anotamos el teléfono y el nombre de Caro y volvimos. Esperamos que se fuera a la barra y dejara a su chica por un rato, y ahí me acerqué y tratando de vencer mi timidez le dí la servilleta en la mano. Solo le dije:

-Te lo manda mi amiga.

Me miró sorprendido y me fui, muerta de verguenza. Al rato se acercó a preguntarme quién era mi amiga y se la presenté. Dijo que esa noche estaba acompañado pero que la llamaba mañana así arreglaban para verse. Caro estaba contenta, pero a la vez molesta. Era incómodo verlo ahí con su chica. Mientras tanto un grupo de 4 o 5 flacos se acercaron con una botella de champagne y muchas copas.

-Chicas, ¿Quieren Champagne?- dijeron

-Sí, gracias-

contesté, y empezamos a hablar y bailar con ellos. Eran simpáticos. Mientras uno de ellos acariciaba el gato que tengo tatuado en la espalda, casi como si fuera real, yo me entretuve hablando con un morocho, no muy alto. No era muy lindo, pero era simpático, y tenía una linda sonrisa. Hablamos, bailamos y terminamos dándonos unos besos, un rato. Hasta que me cansé y me fui. Caro ya se había ido, a ella no le caían muy bien. Por el camino alguien me agarró de la mano, ni recuerdo quién era. Bailamos un rato y nos dimos unos besos también, pero me fui. Estaba buscando a Caro y la encontré en la otra punta de la pista, bailando…

Ir a Post siguiente: 70. Another Friday Night (2).

Anuncios

2 comentarios en “69. Another Friday Night

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s