78. Nadie pasa de esta esquina (3)

Finalmente se fue El Rayado y me quedé hablando con El Profe, que me venía histeriqueando hace rato. Ya sabía por mi amiga que en el trabajo venía preguntando por mí (daba clases en el gimnasio del banco, junto con el que estaba con la colo) pero no se animaba a mucho. Hablamos un rato pero parecía medio tontito, lindo cuerpo pero poca cabeza. Nos dimos unos besos pero la verdad, no me entusiasmaron mucho, ni sus besos, ni su conversación. Esa maldita costumbre que tienen los profes de hacerse los lindos me revienta. Me quedé un rato más con él pero se hacía tarde y como siempre, yo tenía que ir a laburar unas horas más tarde. Así que opté por irme. Les dije:

-Ya vuelvo…

Bajé y enfilé para el guardarropas, a buscar mi abrigo y mi cartera, pero por el camino me cruzo con El Rayado, que me partió la boca de un beso. Buen beso… me quedé pensando. Nos colgamos hablando un rato y dándonos unos besos mientras él insistía en que nos fuéramos juntos, y yo insistía en que no. Era muy chico para mí, decía tener 24 pero aparentaba menos. Además no estudiaba, ni leía ni el diario, cosa que me deserotiza bastante, pero creo que hice demasiadas preguntas. ¿Qué me hizo pensar que eso daba para más de un polvo o dos? Sus besos se ponían cada vez más interesantes, así que a la tercera vez que me dijo de irnos juntos le dije:

-Ok, pero vos esperame acá, yo subo, saludo y nos vamos.

La Colo estaba con su chico así que se iba a ir acompañada, La morocha se había perdido hace rato por ahí con otro pendejito, amigo de El Rayado y parecía que también se iba acompañada, así que no había ningún problema para irme… Salvo El Profe que se ve que no tuvo la misma opinión que yo acerca de nuestros besos. Cuando les dije que me iba, me preguntó:

-¿Tan temprano te vas?

Debían ser las cuatro y algo de la madrugada

-Sí -le dije- Estoy cansada y mañana tengo que ir a laburar.

-¿Pero te vas a ir solita? ¿No querés que te acompañe? ¿O te alcance con el auto? -Arriesgó…

-No, si vivo acá a diez cuadras, no te hagas drama, me voy caminando.

Dije, tratando de zafar, y de que no bajara conmigo para ver que me iba acompañada… por otro.

-Pero estas segura? ¿No querés que te acompañe? Así te vas más tranquila…

-No, estoy tranquilísima, no me va a pasar nada…

Le contesté mientras me escapaba hacia las escaleras chequeando que no me siguiera…

Ir a Post siguiente: 79. Nadie pasa de esta esquina (4).

Anuncios

10 comentarios en “78. Nadie pasa de esta esquina (3)

  1. Anduve haciendo zapping por sus textos, y me tropecé con SUEÑOS más, como no había allí donde comentar, lo hago aquí. He de confesar que me sacó una sonrisa el sueño, la explicitación del resto diurno, y la enumeración de tópicos a analizar!

    No pude evitar mirar a mi biblioteca en busca de La interpretación de los sueños.

    Y claro, después pasé por La que escribe y entendí todo…

      1. Bufff psicóloga y psicoanalista. Y a través de lo que escribo podrías psicoanalizarme… siempre he tenido interés y nunca lo he hecho, lo de psicoanlaizarme digo. 😉

        1. Tom: no te hagas problema porque no es mi intención! Nadie quiere trabajar gratis…
          Aunque estamos un poco lejos, pero si queres analizarte tendrias que venir al consultorio…

          besos!!

          D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s