102. Ella baila sola

Viernes 22 de febrero de 2008

Llegué al centro caminando y de mal humor, aunque con cada paso el peso se iba alivianando. Me encontré con Juanjo, el RRPP del boliche y viajamos juntos, él preguntaba por La Colo. Era obvio que le gustaba, pero ella no le daba ni bola, salvo una noche que así, medio borracha, le dió un par de besos, pero después nada. Para ser sincera, debo decir que Juanjo era simpatiquísimo, pero bastante feito. Llegamos al boliche y estaba lleno. Era viernes y justo ese fin de semana había una carrera de motos, o algo así. Así que la costa de golpe se había llenado de hombres. Buenísimo. En cuanto escuché la musica mi mal humor empezó a ceder, lentamente. Estar solo en un boliche es raro, pero no necesariamente algo malo. Uno se siente todavía más libre. ¿A quién le puede importar lo que haga? Empecé a bailar,  descargando la mala onda de ese día raro. Al rato pusieron rock & roll, y cada vez me entusiasmaba más. Amo bailar, y he tomado clases de salsa, de tango y de rock en varias oportunidades. De golpe una mano: alguien me saca a bailar. Ni siquiera miré. Salí a bailar con un pendejo que se defendía bastante bien. No es fácil en un boliche toparse con gente que sabe bailar, pero cada tanto pasa. Bailamos un rato, y sin decir ni hola me encajó un beso. Le seguí el juego un rato, pero en pocos minutos empezaba a sentirme asfixiada, era demasiado, me abrazaba fuerte, me besaba con fuerza… ahhh. Quería escaparme. Lo alejé un poco y seguí bailando, mientras él empezó a hablar, sin parar. A preguntar y preguntar. Y contaba sus cosas. Yo casi ni lo escuchaba. Era pendejo y no estaba bueno, así que en cuanto me pidió el teléfono me fui sin decir ni chau. Por supuesto que un rato más tarde me encontró en la otra punta del boliche y empezó a pedirme explicaciones, qué porqué te fuiste así, porqué no me das bola, dame tu teléfono así nos vemos mañana y blablabla. No me dejó otra: tuve que ponerme en asquerosa:

-No flaco, gracias. No me interesa. No insistas.

Y me volví a ir. Al rato estaban poniendo salsa, y yo bailaba, ya con una sonrisa, al costado de la pista que estaba unos escalones más abajo, llena. En un momento veo una mano que sobresale de la pista con un vaso y me invita a tomar algo. Agradezco y digo que no. Esa noche no tenía ganas de tomar. Cuando miro para ese lado veo al dueño de esa mano, mirándome fijamente con unos inmensos ojos verdosos. Era alto, canoso, con una sonrisa hermosa. Volvió a hacerme un gesto con la mano para que bajara a bailar con él y así lo hice. Estuvimos un rato bailando y hablando. Bailaba bastante bien y era muy simpático. Y me miraba fijo con esos ojos verdes…

Ir a Post siguiente: 103. Ella baila sola (2).

Anuncios

11 comentarios en “102. Ella baila sola

  1. Nas!!

    jojo, aquí podemos ver dos punto importantes y que son de trascendencia para poder ir haciendo predicciones sobre lo que pasa después; -Ojos verdes y sonrisa hermosa- xD Éso, sumado a que te pareció simpático augura un post 103 muy interesante.

    Bueno, igual a habido otras ocasiones que prometían ser buenas y terminaron en fiasco total, pero espero que ésta no sea como ésas.

    Gracias por seguir escribiendo, últimamente me urge distraerme, y tus textos cumplen muy bien con ello, hasta me hacen sonreir un rato y olvidarme del resto del mundo.

    En fin, nos estamos leyendo, hasta entonces…

    P.D. ¿ya encontraste como solucionar el problema del café? xDD Quiero mi cafecito!! jajajaja

  2. Kyara: Me alegro de poder distraerte un rato!
    El 103, si puedo lo sigo mañana… espero. No quiero adelantar nada, pero a mi los ojos verdes me pueden!!
    Lo del café todavía sigue sin solución… pero si se te ocurre algo avisa!

    Besos!!

    D

  3. Wawwwwwwww Des!! veo que no es tan malo eso de salir a bailar sola… tendria que empezar a probar…
    Sin duda los ojos verdes son poderosos e hipnotizantes…(siempre y cuando el resto acompañe, no?) jajaja
    a esperar hasta mañana entonces… besos!!

  4. lo que me encanta es eso de hacer lo que uno quiere, y no bajonearse ante lo primero que salga mal… yo me la paso yendo a recitales sola porq nadie me quiere acompañar, y terminas conociendo gente ahi mismo que coincide con tus gustos y la pasas bien!

    Adhiero a la salida sola y tambien a los ojos verdes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s