123. Y después…

Principios de Mayo de 2008

Finalmente El Rey León entendió y no volví a tener noticias suyas. Y no me arrepentí. Pero las cosas que me pasaron con él me hicieron repensar bastante mi posición, al menos en lo referido a los hombres. Si bien todavía no me sentía preparada para empezar una nueva pareja, me daba cuenta que había cosas que ya no me servían de la misma manera. Que si alguna vez había tenido la fantasía de estar con alguien casado, para tener una relación mas “libre”, ahora veía que eso era pura fantasía, en la realidad las cosas eran muy diferentes Que no era solo una relación “libre” también era una relación muy pobre.  y eso de hecho nunca me había servido demasiado. Siempre fui una persona sin muchos grises, las cosas para mí son claras, blanco o negro. O estoy a full y doy todo lo que tengo… o no estoy. Aunque estaba aprendiendo a reconocer algunas escalas de grises definitivamente ésta no era la mía. Sí estaba aprendiendo a tener relaciones más ocasionales y divertirme de otra manera, pero ésto no me llenaba del todo. De lo que sí estaba segura era de que no quería volver a tener otra relación como la que había tenido con mis ex, en las que yo me entregaba al 100% y del otro lado… bueno, del otro lado no era lo mismo, o simplemente no podían darme lo que yo necesitaba. O lo que estaba empezando a creer que merecía. Pasaron entonces un par de semanas un poquito más reflexivas, en las que sin embargo, seguí saliendo a divertirme con mis amigas, pero un poco más tranquila. Una noche de mayo, creo que era el primer viernes del mes, nos reunimos en la casa de La Colo para festejar su mudanza e inauguración del departamento. Éramos varios, amigos, ex compañeros y compañeros de trabajo, y por supuesto, Las Divinas. No me acuerdo si estábamos todas. Escuchamos música, tomamos, bailamos, cantamos hasta que se quejaron los vecinos, y finalmente nos dispusimos a salir, a un barcito de la zona. Ahí seguimos bailando un rato más, y tomando unas cervezas. Estabamos todos bailando en una ronda, con las carteras y los abrigos en el medio, muriéndonos de risa. Mirando a nuestro alrededor, no se veía nada interesante. El lugar estaba lleno de pendejos y la verdad a mí, los pendejos nunca me atrajeron. Hasta que en un momento aparece en escena un par de ojos verdes muy llamativos encima de una sonrisa blanca, en una cara que no parecía de un pendejo. Obviamente capturó mi mirada. No era hermoso, pero me llamaba la atención. Esos ojos se dirigían directamente a la ronda que habíamos armado. El lugar estaba muy lleno y no era fácil pasar, y él estaba intentando pasar justamente por el medio de la ronda. En el medio de su camino sus ojos se dirigen hacia mí y me dice:

-Perdón…

Había pisado algun bolso o algo así.

-Y la verdad no sé si te voy a poder perdonar así nomás, vamos a tener que hablarlo un poco…

Le contesté y empezamos a hablar. Supongo que el alcohol me ayudó a desinhibirme, nunca había sido tan caradura. Pero ya no me importaba…

Ir a Post siguiente: 124. Y después… (2)

Anuncios

10 comentarios en “123. Y después…

  1. Nas!!

    Señores y Señoras, damas y caballos…digo, caballeros…xD Para los que esperaban olvidarse definitivamente del “Enfermito” y a los que no tenían fe en “El Rey León” desde un principio…

    Pues aquí tenemos nada más y nada menos que una nueva sonrisa encantadora y unos ojazos verdes que sabemos que nunca podrían pasar desapercibidos por nuestra (des)encontrada favorita jajaja

    Ya, ya, me callo (sé que tú ni me limitas, pero estoy conciente de que si empiezo a desvariar ya no hay quien me pare xD)

    Le mando suerte a tu “yo” del pasado xD

    Nos estamos leyendo, hasta entonces…

  2. todos de ojos verdes, parece que es una condision.
    este tambien lo vas a recortar en el hot?
    no nos conocemos pero cuando quieras voy.

  3. Muy bueno lo que le dijiste para hacerlo entrar. Es de caradura sí, pero no está mal ser así algunas veces. Es divertido. Además el tipo seguro sabía que habías tomado y que estabas más desinhibida por eso.
    Un beso Des

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s