15. El encuentro, parte 2

La sensación era rara. No porque fuera la primera vez que salía con alguien que había conocido por internet, sino porque esos 30 días de diálogo virtual, me daban una extraña sensación de confianza, de conocernos un poco, pero a la vez seguíamos siendo dos desconocidos sentados en un bar. Empezamos hablando de su viaje. Yo no conozco Europa, así que me entretuve escuchando su relato de ciudades, paisajes y museos. También hablamos de Brasil, de su trabajo, del mío. Evidentemente el psicoanálisis era un tema de conversación para él. Me dijo:

-Como dice Mario Bunge, el Psicoanálisis se parece bastante a la brujería…

-mmm… si, puede ser, algo de eso hay, tal vez por el tema de la sugestión… Pero la cuestión es si produce efectos o no…

Le contesté, tratando de no discutir. Tampoco me parecía una crítica muy maravillosa… pero insistió:

-Además no puedo creer que sigan creyendo en alguien que murió hace 100 años…

-Freud no murió hace 100 años, murió en los 40, y además qué tiene que ver? Hay teorías que tienen miles de años y siguen vigentes…

Respondí, y ya empezaba a hincharme la paciencia, pero no quería discutir…

– Para peor creen que pueden resolver con palabritas enfermedades que son causadas por un desorden químico en el cerebro…

-…

Hice un silencio. Esto ya era demasiado y estaba empezando a hincharme la paciencia. ¿Todavía no me conocés y ya me estás diciendo que mi profesión te parece una estupidez total? Está bien que yo no quiera discutir, pero tampoco tengo porqué bancarme todo esto, si no respetás mi profesión, no me respetas a mí… -pensaba, mientras trataba de decidirme si me iba a la mierda o seguía ahí, haciéndome la pelotuda. Y además yo me había jugado todo por mi profesión. Había renunciado a un trabajo seguro (pero horroroso) hace solo tres meses para poder dedicarme de lleno a mi profesión, cosa que todavía no terminaba de concretarse del todo. Lo último que necesitaba era tanta crítica sin sentido. ¿Estará tratando de probarme? -Pensé- ¿Será que quiere ver si tengo carácter? ¿Si me enojo? ¿Si respondo? Entonces traté de tranquilizarme y le respondí, lo más calmada que pude:

-Mirá, no sé si me estás hablando en serio o solo me estás pinchando para ver si reacciono, pero mi profesión es muy importante para mí. Tanto que renuncié a un trabajo del que vivía bien para dedicarme de lleno a eso, algo que me llena de inseguridades. Pero es lo que amo hacer. No me importa si estás o no de acuerdo con las teorías a las que adhiero, pero por favor respetá mi profesión… porque si no no me respetás a mí…

Mi cara de enojada debía ser imposible de disimular. No me gusta nada que me traten de estúpida…

-Bueno… no te pongas así…

Me dijo, intentando tranquilizarme. Pero no era tan simple, yo cuando me enojo, me enojo. No era fácil, pero lo había logrado. Tenía un estilo muy incisivo de hablar, y por lo que se veía, le gustaba un poco jugar con las palabritas. El problema es que a mí también…

Ir a Post siguiente: 16. El encuentro, parte 3.

Anuncios

17 comentarios en “15. El encuentro, parte 2

  1. Este muchacho se atrevió a provocarla? No solo usa zapatillas raras, también buscaba ponerla verde de odio..

    The T. ***

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. Nas!!

    Huy, “Peligro” en letras grandes y rojas. Tanta tensión en el primer encuentro resulta impactante, pero supongo que fue bueno desde un principio ver los puntos en que no están de acuerdo, aunque una discusión sobre tu profesión se venía venir desde aquellos primeros mensajes vía “feisbuk” xD

    En fin, espero que no hayas terminado echándole alguna bebida encima jajaja…. Veamos si el hombre supo como apaciguar tu ira ^^

    Nos estamos leyendo, hasta entonces…

  4. Srta (Des)encontrada: El relato se puso mas interesante (lo cual no quiere decir que antes no lo fuera), venia todo muy meloso (diría demasiado).
    Ahora veremos si él es fiel a sus ideas, o simplemente quería ver si usted enojada es tan bonita como distendida. (O ambas)

    (Besos) Si, entre paréntesis

    Pable

  5. Coincido con Pable! Muucho mas interesante!
    Igual lo sigo bancando al viajero… hombre bastante autentico por lo que se ve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s