20. Un vaso de agua (2)

Me quedé muda. No sabía qué contestar.  Mis ideas estaban más desencontradas que nunca. Había un costado de mi cabeza que gritaba

-¿Qué??? ¿Me vas a dejar así? ¿Para qué mierda subiste??

Pero estaba también el otro costado, el que me decía

-relajate, si vos también tenías dudas, si vos tampoco querías que sea solo una noche más… ¿que problema hay en esperar? Y además te está diciendo que le gustás mucho, que te quiere ver mañana… esperá…

Pero mientras por  mi cabeza pasaban todas estas ideas, y tal vez algunas más, mi boca estaba cerrada. No era momento de decir nada, o tal vez solo de escuchar…

-…

-No es que no me gustes, te aclaro, me encantás y tengo muchas ganas, pero siento que no es el momento…

-ok…

-Vas a pensar que soy gay… -dijo después de un rato de silencio

-No, no… está bien…

Le contesté, después de pensar un rato, mientras nos quedamos abrazados, acariciandonos desnudos en la cama. Todo seguía siendo muy raro. Era a la vez un momento muy íntimo, pero seguíamos siendo solo dos desconocidos. Decidí hacerle caso a mi intuición, la que me había inspirado las dudas al invitarlo a subir, y la misma que me indicaba que no estaba mal esperar, que el hecho de que alguien te diga que quiere algo más que sexo con vos es una novedad interesante. Seguimos abrazados un rato más, acariciandonos y besándonos, hasta que se hizo casi la hora en la que mi amiga me iba a tocar el timbre. Entonces nos vestimos, y seguimos hablando un rato más en el living. Por algún motivo nos costaba mucho separarnos, y si no hubiera sido porque me había comprometido con mi amiga, hubiera preferido quedarme con él. Pero no podía colgar a mi amiga de esa manera, así que no me quedaba otra que echarlo, sutilmente.

-Pero… ¿es verdad lo del cumpleaños? ¿O lo inventaste para tener una excusa por si estaba todo mal?

-¡Es verdad! -Le dije -Mi amiga va a tocar el timbre en cualquier momento!

-Bueno, me voy… Pero solo si me prometés que me vas a atender el teléfono mañana. Quiero volver a verte.

-¿Mañana?

-Si, mañana te llamo. Prometeme que me vas a atender.

-Ok, te lo prometo.

Y sonó el portero eléctrico. Era mi amiga. Lo acompañé hasta la puerta y nos despedimos mientras hacía pasar a La Rubia.

Ahh! ¿El vaso de agua? Sí, tomamos un vaso de agua antes que se fuera…

Ir a Post siguiente: 21. En el horno…

Anuncios

23 comentarios en “20. Un vaso de agua (2)

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Des: Que momentoooooooo, me paso de haber dejado a alguien en esa misma “situacion”,pero siendo yo mujer es mas comprensible.
    Se ve que me lo perdonó porque me termine casando con él….
    Quiero saber como sigue tu historia.!!!!!!!
    besos

  3. Srta (Des)encontrada: Me gusta mucho su nueva plantilla. No puedo decir lo mismo acerca de la historia. De la misma forma que le digo lo que me gusta, creo que tengo que decirlo lo que no me gusta.

    Sin embargo, la voy a seguir leyendo. Usted siempre nos sorprende.

    Besos sin diptongos.

    Pable

    1. Si fueras un tipo derecho, sabrías que a una mujer se le dicen las cosas lindas; y las que no nos gustan tanto, si somos ignotos como vos, nos las guardamos en los bolsillos.

      Abrazo.

      1. Sr The traveller:
        Como dice el Comandante “cumplo el deber de expresar lo que pienso. Cualquier otra conducta serviría sólo para premiar la deslealtad y la traición”

        ¿Usted prefiere esconder u ocultar lo que piensa solo para quedar bien?

        A las claras se ve que no entro en su distinción de “tipo derecho” (Mas allá que la frase citada corresponda a Fidel Castro”)

        Pable

    2. Sr Pable: Me alegro que le guste la nueva plantilla y siento que no le guste mi historia. De todos modos estoy de acuerdo con Ud: acá tiene permitido decir lo que quiera, lo que le gusta y lo que no le gusta.

      Apoyo la libertad de expresión.

      Besos esdrújulos

      D

  4. Sr Pable, The T: iba a ponerme a borrar comentarios pero me niego a hacer eso. Digan lo que quieran pero con respeto. Yo ya dejé en claro mi posición. Y además aclaro que detesto la discusión al pedo…

    Besos a ambos

    D

  5. Buenísimo! Nada peor que quedarse con las ganas, amiga… Espero que su día siguiente haya sido igual de maravilloso…
    Creo que las buenas historias siempre generan efervescencia. Siempre va a haber alguien a quien le guste más una cosa que otra, una posición más que otra (:P), y así…
    Pable sobre gustos no hay nada escrito pero por favor siga mandando sus besos insospechados que es de las cosas que mas me hacen reir.
    The T, espero que no le gane la suceptibilidad.
    Me encanta la nueva plantilla. Dentro de poco te pongo a diseñar porque vas por buen camino, m´hija.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s