29. En el horno (5)

Seguimos abrazandonos y acariciándonos un rato más, hasta que se hizo lo suficientemente tarde. Me dijo

-Es tarde, mejor me voy.

Nos vestimos y bajé a abrirle. Nos besamos mucho en la entrada del edificio y volví a subir. Eran cerca de las 2 de la mañana y no habíamos cenado, pero no tenía hambre. Lo que sí tenía eran un millón de emociones encontradas. Me gustaba, definitivamente me gustaba. Pero también me asustaba que todo fuera tan rápido. Ni siquiera sabía si se iba a quedar a vivir en Buenos Aires o se volvía a Río. Tampoco sabía si quería que se quedara por mí, cuánta responsabilidad… Todo era muy intenso. Me fui a la cama y no podía parar de pensar (en él). Di unas cuantas vueltas, me levanté y me senté frente a la computadora. Abrí el facebook y veo que había puesto en un su estado:

El Viajero: Tarde, muy tarde para reproches.
El 29 de marzo a las 2:02 ·

¿Qué querría decir? Me quedé pensando… Pero finalmente me fui a dormir. Por esa época estaba casi sin trabajo y las clases todavía no empezaban en la facultad así que podía dormir hasta tarde. Al día siguiente me levanté, desayuné y salí, a hacer mis cosas. Cuando volví a casa, a eso de las cuatro de la tarde, me vuelvo a meter en facebook. La curiosidad me mataba. Leo en su estado:

El Viajero ¿Te dije que me encantás?
El 30 de marzo a las 13:24

¿Me está mandando mensajes por facebook? Me pregunté. ¿Será posible que eso esté dedicado a mi? Para ser sincera, sí, me lo había dicho varias veces durante la noche anterior. Pero… ¿Cómo contestarle? Si le contestaba comentando lo que puso iba a ser tan obvio para todos sus contactos que me lo estaba diciendo a mí, y no quería quemarlo así de una. Así que le contesté, en mí estado. Facebook me preguntó ¿Qué estás pensando?, como siempre lo hace. Y yo le contesté:

Des encontrada: ¿Quién, yo? =)
El 30 de marzo a las 16:02 ·

Unos minutos más tarde, recibo su respuesta. Leí

El Viajero Absolutamente!!!!!
El 30 de marzo a las 16:06 ·

Sí, me estaba hablando a mí. Era hora que empezara a hacerme cargo entonces. Un rato más tarde sonó mi teléfono: era él. Hablamos un rato, nos reimos. No había mucho que contar, hacía sólo unas horas que no estábamos juntos. Quedamos en encontrarnos esa misma noche. Yo no estaba tan segura de querer verlo otra vez tan rápido. Una parte de mí si quería, y le encantaba todo el jueguito de seducción y los mensajitos que me hacía llegar siempre de una manera distinta. Pero la otra parte me decía:

-¿Otra vez? Se vieron el sábado y el domingo ¿Se van a ver de nuevo el lunes? ¿No será mucho? ¿Y cuando vas a tener algo de tiempo para vos? Además es el mismo loquito que anoche te propuso “noviazgo casi sin conocerte…

Empezaba a darme un poco de miedo la posibilidad de algo concreto con éste hombre casi desconocido, y ademas… todo era tan rápido. ¿Era momento de despedirme finalmente de mi tan querida soltería? En este año y medio había aprendido a encariñarme con ella. A apreciar lo bueno que es tener tiempo para mí, para disfrutar a solas o con mis amigas de hacer lo que quisiera, sin límites ni horarios. ¿Estaba dispuesta a dejar todo eso por él?

Ir a Post siguiente: 30. Dudas y más dudas…

Anuncios

22 comentarios en “29. En el horno (5)

  1. ay amiga, tán romántica te vas a volver en un año, me das miedo. igual te queremos.

    yo borré mi blog porque me hinchan las bolas los pajeros cibernéticos, pero lo voy a publicar por partes en mi face así que si querés indignarte como el resto de la gente que me leía estás más que invitada. un beso en a la vuelta de la oreja.

  2. Hola Des! Siempre te leo pero nunca comento (si, una vaga). Que tema eh! A mi me paso lo mismo, una encuentra a esa persona (que probablemente estaba buscando) y luego una se formula tu pregunta del final: estoy dispuesta a dejar mi libertad de soltera por el ? Tipico!

    Te sigo leyendo, que ande muy bien!

    Besos!

  3. mira que sos loca ehh!!! para que pensar tanto???? donde quedo aquel excelente “y por que no?”
    ya quiero saber como te convencio jaja

    Besos,

  4. No entiendo a las mujeres que prefieren “tiempo para mí, para disfrutar a solas o con mis amigas de hacer lo que quisiera, sin límites ni horarios”. Si no hay nada más lindo que compartir la vida con alguien!! Será que yo no pasé mucho tiempo en pareja 😦

    1. Sil: Es un planteo que surge de haber estado mucho tiempo en pareja, y darte cuenta que uno a veces relega sus cosas por estar con el otro. Es hermoso cuando todo está bien… Pero cuando las cosas empiezan a ponerse feas molesta…

      Besos!

      D

  5. “¿Era momento de despedirme finalmente de mi tan querida soltería? En este año y medio había aprendido a encariñarme con ella.” …” ¿Estaba dispuesta a dejar todo eso por él?”

    Te respondo yo: Si
    Sino estarías planteando todo tipo de excusas, porque las tenés y en cantidades. ¿No estaba temporalmente en Bs As? Ni siquiera preguntaste eso (o me perdi de algo?). Me parece que a esta altura la ilusión te superó.

  6. Vamos que de a poco me pongo al día!!
    che me encanta lo que venis contando y como lo estas contando.

    Comento acá como si el señalador de un libro para no perderme.
    Un besote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s