30. Dudas y más dudas…

Lunes 30 de Marzo de 2009

Entre tantas dudas, terminé de atender a una paciente y se iba acercando la hora en que habíamos quedado en encontrarnos. Empecé a sentirme mal. Un dolor difuso en la parte baja de la espalda, de esos de “antes de”. ¿Ya me tiene que venir? Pensé. No llevaba demasiado control de las fechas, hasta el momento no había mucho de qué preocuparse. Me tomé un ibuprofeno mientras lo esperaba, pero no tuve ni ganas de cambiarme. Cuando tocó el timbre yo estaba vestida con el jean y la camisa marrón con la que había recibido a mi última paciente, casi sin maquillaje y con anteojos. No tenía ganas de ponerme los lentes de contacto. Le contesté:

-Ya bajo!

Y antes de hacerlo pasé por el baño, me peiné un poco, me delineé los ojos apenas, un poco de rimmel y bajé. Nos besamos en la puerta y le conté que no me sentía del todo bien, y le pedí disculpas por mi aspecto.

-Estás hermosa igual.

Me contestó, haciéndome sentir aún peor por mi falta de cuidado. Pero si íbamos a tener una relación más larga en algún momento me iba a ver más al natural. Empezamos a caminar. Era un poco temprano para cenar, y hacía frio. Además él no tenía plata para invitarme a cenar. Y yo tampoco. Así que caminamos un rato, pero mi dolor de cintura empezaba a jugarme una mala pasada, y las dudas que circulaban por mi cabeza otro tanto. En un momento nos detuvimos en una esquina, frente a la plaza y empezamos a besarnos. Nos quedamos abrazados un rato y él empezó a hablar:

-Me parece que no me voy a volver a Río… -dijo.

-¿Por?

le pregunté asustada. Me daba terror que me dijera que era por mí…

-Con mi viejo está todo mal, y no tengo otro lugar donde ir allá. Es medio complicado… Además acá…

Empezó una frase, pero no la terminó. Yo cambié de tema

-¿Y qué vas a hacer?

-Y la verdad no lo sé todavía… hay varias posibilidades… ¿Cómo te ves viviendo en Londres?

-¿QUÉEEEEE?

Pregunté aterrada. ¿Pero éste flaco está totalmente loco? ¿Me está proponiendo irme a vivir con él al otro lado del mundo? ¿Será que realmente lo piensa o me está cargando?? La verdad es que no me veía, ni con él ni sin él. Recién ahora despues de años de esfuerzo mi trabajo está empezando a repuntar acá. ¿A qué me iría a Londres? ¿A trabajar de mucama en algún hotel y abandonar mi profesión, mis amigos, mi casa? Y además…. ¿Me está diciendo que quiere vivir conmigo?? Mi cabeza confabulada con mi cintura me estaban matando…

Ir a Post siguiente: 31. Dudas y más dudas… (2).

Anuncios

18 comentarios en “30. Dudas y más dudas…

  1. Que lindo! A pesar de que te haya asustado, es re lindo haberle llegado tanto a una persona que apenas conoces como para que te incluya en su futuro!
    Besos

      1. Eso de “light” no tiene nada. Para mi que se había pasado con la medicación ese día.
        Nota adicional : No siempre tienen que arreglarse y pintarse. Si está buenas están buenas siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s