44. To sleep or not to sleep?

No sé como me había animado, pero lo había dicho. Lo había invitado a dormir, con todo lo que eso implica para mí. Hacía mucho que no podía dormir con nadie. Ni siquiera con una amiga. Las últimas veces que algún osado compañero ocasional se había invitado solito, no había podido pegar un ojo en toda la noche, o simplemente me había llevado una almohada y una frazadita al diván del living y había dormido plácidamente ahí, en paz y solita. No sé porqué será que algunos hombres tienen esa maldita costumbre de auto-invitarse. Dicen boludeces como -uh! qué tarde se hizo… qué cómoda está tu cama… es que acá estoy más cerca del trabajo… o simplemente se acomodan y se duermen sin  más invitación. Como si la casa de una fuera un hotel que ni siquiera se sienten en la obligación de pagar. Por suerte eso no había pasado hasta ahora con El Viajero. Siempre se había portado como un caballero, diciendo -Bueno, me voy… – a la hora indicada, y yo lo acompañaba hasta la puerta sin más. Hasta ese día.

Unos segundos más tarde su respuesta.

-¿Estás segura?

-Sí, quedate -le dije- lo que sí, te aviso, me cuesta un poco dormir acompañada últimamente, así que no te asustes si en la mitad de la noche me levanto y me voy a dormir al living.

– … Espero que no… No me gustaría…

-Bueno, veamos qué pasa.

Le dije, mientras le ofrecía un cepillo de dientes nuevito. Por suerte tengo la costumbre de comprarlos de a dos, y tenía uno guardado por ahí. Me daba un poco de verguenza lavarme los dientes delante de él, pero me hice la valiente, saqué pecho… e hice como si fuera lo más natural del mundo. Y él también. Cuando terminamos de lavarnos los dientes se metió desnudo en la cama y yo hice lo mismo. La verdad es que no soporto dormir desnuda. No me banco la sensación de las sábanas sobre la piel, el roce. Me es muy incómodo. Pero no tenía nada decente para ponerme, para dormir acompañada. Las dos gotitas de “chanel nº 5″, baby dolls o camisones sexies son lo más alejado de mi estilo que puede existir. A mí me gusta dormir cómoda. Nada mejor que una musculosa vieja, o a lo sumo un camisoncito de algodón, seguramente medio desteñido. Así que estuve dando vueltas en la cama un buen rato. Abrazándolo para un lado, y para el otro. Se sentía bien estar cerca suyo pero a la vez estaba incomodísima, el roce constante de piel con piel no me permitía relajarme. Así no me voy a poder dormir -pensé -y no quiero pasarla mal, mejor que se vaya acostumbrando a verme como soy. Me levanté, saqué del último cajón del placard una musculosa vieja, una bombachita, me los puse y volví a la cama. Lo abracé una vez más, pasé el brazo por debajo de la almohada y ahora sí, traté de relajarme un poco, finalmente y …

.

Ir a Post siguiente: 45. To sleep or not to sleep? (2).

Anuncios

16 comentarios en “44. To sleep or not to sleep?

  1. Y te gusto o no? Una vez no me auerdo si en una pelicula o en un programa que una persona decia si te gusta el sexo con alguien es una cosa, pero si te gusta dormir con esa persona…. estas perdida de amor!

        1. Que loco! Justo revolviendo mi biblioteca volvi a encontrar ese libro y lo estoy releyendo! Y cuando habla sobre dormir con alguien estoy muy de acuerdo.

  2. me leí toodo tu blog, la historia vieja
    qué bueno está!!!!
    y la nueva también!
    qué pasó al final???? abrió un blog él también?
    todavía no leí el lado b!
    beso!!! te sigo
    lali

  3. Aaaaahhhhhahahahahahhaha!!!!! ¡!

    -grito desesperado de comprensión hacia la escritora de este postulado-

    SOY IGUALLLLLLLL ¡!

    uffff… ya está… sabe que? Se me hizo una escena muy familiar esa…todito todo menos lo de rajar al diván del living… supongo que los tipos se aprovechan de nuestro instinto maternal… y nosotras los dejamos!

    (la de: “el trabajo me queda mas cerca desde aca” es como muyyyyy ¡to much! real!!!)

    Ahora, que placer dormir abrazados, que placer compartir una cucharita 🙂

    Un beso!

    1. Andreita: Bienvenida
      jajajaaaaaaaaa… menos mal que no soy la única!
      Y a veces los dejamos por no ser unas conchudas… pero a veces a las conchudas les va mejor!

      Y si, es un placer cuando se da…
      quedate por ahi que en un rato hay nuevo Post

      Besos!

      D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s