49. El beneficio de la duda.

No basta que todos sepamos que una persona es culpable de un delito. Sólo se lo puede condenar si se puede probar -más allá de toda duda razonable- que fue él quien cometió la fechoría.*

Domingo 5 de Abril de 2009.

Si bien sabía que habían entrado a mi blog desde facebook, no tenía forma de comprobar que efectivamente se tratara de él. Podía ser cualquier otro de mis contactos de facebook, o cualquier otra persona. Mi intuición me decía que sí, mi razón me decía que no. Que no era seguro al menos, así que había que sostener el beneficio de la duda. Según el derecho todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario (o al menos así debería ser). Con éste tipo de estupideces intento acallar a mi intuición para poder dormir en paz a la noche. Y así lo hice. Me fui a dormir pensando que no puedo ser tan paranoica. Que si me prometió que no lo iba a leer tendría que creerle. Mmmm… Tendría que… en fin. No estaba tan convencida. Sospechaba que en algún momento lo iba a leer y se iba a armar, pero esperaba que no fuera tan pronto. Todavía no sabía como iba a seguir esta historia. Dí unas cuantas vueltas en mi cama mientras pensaba estas cosas.

Me desperté a la mañana siguiente, sacudiendo aquellos pensamientos como si se tratara de un mal sueño. No podía ser él. No podía defraudarme de esa manera… me lo había prometido. Relajada después de una noche de sueño tranquilo, me preparé el desayuno, y noté con sorpresa que no dejaba de pensar en él, y en todas las cosas que habían pasado ese fin de semana. ¿Sería posible algo más? Todo parecía encaminarse hacia ese lado. No paraba de pensar en la noche que dormimos juntos, en Girondo y sus poesías, en el marcador verde, y en esa pizza que se me quedó atragantada de la sorpresa. ¿Podría ser real todo eso? ¿O sería puro chamuyo? Todavía me costaba un poco confiar en él… Pero definitivamente no pensaba en otras cosas, solo en él. Era uno de esos días en que los suspiros se hacen constantes, y uno siente el alma hinchada, que casi no entra en el pecho. Necesitaba comunicarme con él, de alguna manera. Aún con esa duda clavada en el pecho, no pensaba preguntar. Así que lo llamé. Agarré mi celular y marqué su número, casi por primera vez. Hasta aquí la iniciativa siempre había sido suya. Sonó… una, dos, tres… y cuatro veces. No me atendió, y no me animé a insistir. Esperé un rato, una hora o tal vez menos, sin novedades. Entonces le mandé un mensaje de texto. Escribí:

Solo te llamé para decirte que te extraño.

Des.

Y aún medio indecisa y sin pensarlo demasiado, lo envié.

.

*http://neuro.qi.fcen.uba.ar/ricuti/Tonterias/beneficio.html

Ir a Post siguiente: 50. El beneficio de la duda (2).

Anuncios

19 comentarios en “49. El beneficio de la duda.

  1. Wow..! Empeze a leerte ayer, pero me enganche tanto que apenas llegue a mi casa tuve que seguir leyendo!
    me parece increible lo lindo qe escribis y tu forma de expresarte.. y me parece hermoso también todo lo que te está pasando.. Obviamente, en cualquier persona siempre vas a encontrar pros y contras, y siempre que encuentres un contra te vas a desilusionar.. pero estoy segura por tu forma de escribir, que el te aprecia muchisisisimo, y que lo que menos querría sería lastimarte! menos mal que aprovechaste la oportunidad. Como bien citaste anteriormente, “Vale más actuar exponiendose a arrepentirse, que arrepentirse de no haber hecho nada.”
    Te deseo lo mejor y espero con ansiedad el proximo post para leerlo ^^

  2. Esos días en que todo esta bien pero tenés algo atragantado que no hay forma de sacudirse para mi son peores que la tormenta en sí.

  3. Nas!!

    Aquí saludando la que prometió escribirte en cada post…..jajaja, dice el dicho que “caé más pronto un hablador que un cojo”…..¿será? xDD

    En fin, yo, al igual que tú, (no me preguntes porqué, ya que no tengo la menor idea :-P), pero sigo sin creérmelo, en el sentido de que ha pasado todo tan rápido!! yo me identifico contigo en éso, me cuesta “procesar” las cosas, necesito tiempo!!, pero bueno, en cuanto a lo de que tenía que pasar lo inveitable… pues…pues… era inevitable ¿no? XD

    El caso es que todo tiene solución, y si no la tiene… ¿para que preocuparse entonces?….xD

    Ya estoy desvariando otra vez jajaja, acepto gustosa el cafecito (muy bueno, por cierto ^^)

    Te estaré leyendo como siempre, no prometo escribir porque estoy hasta el cuello de pendientes y proyectos últimamente, pero se hará el intento.

    Nos estamos leyendo, hasta entonces…

    1. Kyara

      Si, definitivamente cuesta procesar las cosas… o por lo menos en algunos momentos…

      Y si, lo inevitable es justamente… inevitable. Y aún así siempre hay un tonto que intenta evitarlo (yo en este caso, jajaja)

      Nos leemos…

      Besos

      D

  4. Yo creo que no está bueno leer el blog de la persona con la que te enganchaste (a menos que ese haya sido el medio por el que la conociste, claro).
    Pero la curiosidad puede mas que la razón. Una pena. Te terminas enterando de cosas que hubieses preferido no enterarte. Al menos no en ese momento,
    Saludos.

  5. D: es raro que en esta época, en que todos hemos perdido la inocencia, haya personas, que confundan la acción, con las palabras, bueno , no me escandalizo tanto, por hay anda, la que escribió, Harry Portter, diciendo, que su personaje, es como su hijo, no se que peso tienen las palabras, pero uno se siente mucho mas aliviado , una vez que las escribe, la vuelca sobre el papel, no por nada las mejores ideas, se me ocurrian en el baño, mas exactamente en el inodoro, no por nada es llamado, el asiento de los reyes, que mejor que para un escritor, que vivir como un rey escribiendo como un mendigo, aunque las fibras, y una alimentación mas natural, a base de frutas, y cereales, me a quitado la inspiración , y en su defecto me a devuelto la impronta, y es un tramite mas ir ahora al baño, mas pronto prendo la luz, que me c. y mis palabra vienen ahora cuando menos me las espero, es también la ducha una fuente de inspiración, el agua calida, el sonido del grifo, la soledad complacida, pero mas me inspira la pantalla en blanco, las distancias de un camino.¿ mensaje indescifrable?, no que va, esto es lo básico, lectura de primer grado.

    Besos
    E

    1. Edu: supongo que lo que hace un tanto dificiles de seguir a tus mensajes es que decis muchas cosas juntas como si fueran todas lo mismo.
      Pero bueno… yo pienso que las palabras y los actos no siempre son tan diferentes. Hay algunas palabras que son actos. Decir “te amo” es un acto porque no hay chance que una relación siga igual despues de esas dos palabritas.

      Pd: respecto de lo que hacés en el baño prefiero no opinar….. 😉

      Besos!

      D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s