52. …relevo de pruebas.

Domingo 5 de Abril de 2009

-Hola?

-Hola Des, cómo estás?

-mmm… ahi ando… ¿vos?

-Todo tranquilo -me contesta. -¿Qué te pasa?

Ah… bueno, parece que te vas a seguir haciendo el tontito… en fin. ¿Y ahora qué te contesto? -pensé.

-¿No sabés qué me pasa? -le retruqué.

-No… decime…

Dijo, postergando un poco lo obvio. Pero yo tengo la paciencia corta.

-…

-Me prometiste algo y no lo cumpliste, y eso me molesta.

-¿Qué cosa?

-Vos sabés, che. Lo del Blog, no te hagas el tonto, dale. Al menos hacete cargo…

-Ok, ok… Tenés razón. Perdoname.

-Hace poco más de una semana que nos conocemos y ya me mentiste. ¿Tengo que tomarlo como un signo de lo que va a venir? ¿Cómo sigue esto?

Le dije, cada vez más angustiada. Cruzaban por mi cabeza los fantasmas del Enfermito y sus constantes mentiras. No quería volver a ser cómplice de algo así. De ninguna manera.

-Pará, pará. No es para tanto, yo no te mentí.

-Si me mentiste. No vamos a entrar en una discusión filosófica acerca de qué es la mentira. Me prometiste y no cumpliste con tu palabra. Y yo creo en las palabras. Tal vez demasiado… pero soy así…

-Ok, tenés razón. Te pido disculpas. Sé que no debería haberlo hecho pero me mató la curiosidad… y no pude evitarlo… y…

-…

-Perdoname.

-¿Y cómo hago? No es tanto que esté enojada sino más bien desilusionada. Si vamos a empezar algo para mi es super importante poder confiar en vos…

-Podés confiar en mí.

-No estoy tan segura…

-Des, vos sabés que podría haberme hecho el idiota y no hacértelo saber. Pero no lo hice. Busqué la manera de que te enteraras. Sé que falté a mi palabra pero no te lo oculté…

-mmm… sí, eso es cierto. Pero también es cierto que me lo prometiste. Dejamelo pensar. Hablamos después.

Le dije, con la cabeza llena de dudas y corté…

¿Qué hacer? ¿Tenía que mandarlo a la mierda por faltar a su palabra? ¿Tenía que pensar que si me había mentido una vez lo iba a seguir haciendo? ¿No era una forma de hacerle pagar a él por las mentiras de mi ex? ¿Era distinto si se hacía cargo -de una manera u otra- y me hacía saber lo que había hecho que si se hubiera hecho el tonto? Por otro lado, si seguía con él a pesar de todo, ¿Qué iba a pasar con el Blog? ¿Tenía que resignarlo y dejar de escribir? ¿Podía pedirle a él que se lo bancara?

Necesitaba pensar… y decidir qué hacer.

.

Del Otro Lado:  Y la manana siguiente. Vigesimoquinto

Ir a Post siguiente: 53. Mixed emotions.

Anuncios

24 comentarios en “52. …relevo de pruebas.

  1. bue, ya sabemos que no lo mandaste a cagar o que si lo mandaste, luego lo desmandaste
    pero realmente, es demasiado lo que decís!!! no te mintió!! pobre flaco
    era imposible que no leyera el blog, IMPOSIBLE
    y encima, como dice él, lo admitió enseguida
    y no salió huyendo!!!!!!!!!!!!!!
    aguante el viajerooo!!!
    besote

  2. Bien de Des, ahí! Marcación cuerpo a cuerpo y definiendo tu territorio. Pasa el jugador o la pelota pero no las dos cosas ¿eh?
    Un dos de primera, otra que Ayala.

  3. ¡Pobre pibe! No había necesidad de torturarlo con esos planteos. A lo sumo lo hostigabas un poco por haberte faltado a la palabra y aceptabas sus disculpas, pero nada mas.
    (mujeres….)
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s