57. Mixed emotions (5)

Del Otro Lado: *Hablamos… Vigésimoséptimo.

*Setenta segundos. Vigésimooctavo.

Ir a Post siguiente: 58. En Clave.

Y me fui a dormir con una sensación agridulce, todavía sorprendida por lo que había pasado. Mi inconciente había hablado por mi boca, y siempre que eso pasa le hago caso. Si dije eso por algo será. Era lo que había que decir. El inconciente no se equivoca. O sí, pero en todo caso no miente. Eso debía ser lo que sentía. Hacía mucho tiempo que no salía con nadie más de tres veces seguidas. No sé si era yo que no me quería enganchar, o que mis partenaires no eran lo suficientemente interesantes como para querer seguir viéndolos. Y en varias oportunidades no había sido mutuo. Había unos cuántos que me seguían llamando, incluso que me seguían mandando mensajitos. Pero lo único que podía pensar cuando los recibía era -qué pesados! Pero éste no era el caso, algo estaba cambiando. A la mañana siguiente  mientras iba a trabajar recordé que me había pedido que le mandara un mensajito para quedarse tranquilo. Todavía sentía lo mismo que la noche anterior, nada había cambiado. Le mandé el mensajito entonces, desde el colectivo.

Como me pediste ayer: quedate tranquilo, está todo bien. Te amo.

Me contestó a los pocos minutos y seguí mi viaje hacia el trabajo con una sonrisa idiota en la cara. Hacía taaaanto que eso no me pasaba. Se sentía tan bien.

Los días que siguieron fueron casi perfectos. Nos veíamos casi todos los días, dormíamos juntos muy seguido. Nos divertíamos mucho. Cocinábamos juntos, mirábamos películas, tomábamos café, disfrutábamos del sexo cada vez más. Casi, digo, porque de tanto en tanto mientras estábamos pasandola bien, sus ojos se enturbiaban y su mirada estaba perdida en otros lados. Y como no puedo evitar preguntar, me enteraba que las escenas que había leído en mi blog todavía acechaban por su cabeza y algunos personajes aparecían por aquí y por allá. En la cocina, en el ascensor, en mi cama.

-Sé que es una estupidez, y que ahora estás conmigo pero no puedo evitar imaginarte con otros…

-Me dijiste que no eras celoso!

-Y es cierto, no lo era. Pero con vos no sé que me pasa…

-No seas tonto. Todas esas historias las escribí porque ninguno de esos me importaba. Y vos sí.

-Es que en mi imaginación todos son adonis perfectos y con ellos la pasas mil veces mejor que conmigo…

-Pero te equivocás. Si fuera así estaría con alguno de ellos. Sin embargo estoy acá con vos. Y no me arrepiento.

.

Anuncios

22 comentarios en “57. Mixed emotions (5)

  1. qué lindo cómo fue evolucionando la relación…
    y qué compli lo otro. claro, supongo que cuan do pasamos cierta edad los tipos no esperarán que seamos vírgenes, pero que estén publicadas todas las historias anteriores es como mucho…
    me da miedo que cuando lleguen al momento en que decidiste escribir sobre él, se termine el blog!!!!!
    por favor. que nos dejen la loca de mierda y vos en un solo mes, es demasiado.
    besos

  2. Hola. Me encanta tu blog!. En verdad admiro la sinceridad de expresar tus relaciones, y eso de cierta forma es parte de la experiencia que te hacen quien eres.

  3. Quizas los ojos se enturbien porque repase su propio blog interno, sus propias mentiras, las que nunca dejo de esgrimir.
    Quizas te ame de veras, y sea tan pesado cargar con su propio pesar que no pueda evitar descargar las lagrimas.
    Vos nos sos la errada aca Des.
    Aca hay mas de dos lados de la historia. Muchos mas que dos.
    Escribis como una buena mina. Y seguramente lo seas. Lo mejor para vos entonces.

  4. Y si… si yo estuviera en el lugar de ZV me pasaría lo mismo, pero… creoq que eso pasa y llevará un tiempo hasta que lo absorba y lo procese, pero eso pasa tb.

  5. me siento muy identificada por todas las cosas que escribis, me encanta, recien estoy empezando a leer todo este blog(desde el principio, me entretiene!)

  6. No hay como mas hermosa que enamorarse.
    Es… como lo diria…renovarse, eso, renovarse
    Por ello, las veces que sean necesarias una renovacion, me enamoro y la amo con locura… y temiendo que llegue el dia en que me aburra con ella. Ese momento, uno se da cuenta que la fantasía acabo y ni modo, hay que salir en busca de emocion.

    un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s