62. Un deseo de Año Nuevo

del Otro Lado: Sombras a un costado. Vigésimonoveno.

Ir a Post siguiente: 63. (No todo es) Color de Rosa.

31 de Diciembre de 2008 (hace un poquito más de un año!)

Después de mucho desearlo, y gracias a la tan odiada crisis financiera pude por fin renunciar a mi esclavizante y horrible trabajo en el call center de un banco a cambio de una suma que no me salvaba la vida, pero por lo menos me permitía vivir unos cuantos meses tranquila. El año terminaba mejor de lo que había comenzado. No tan divertido, pero con más posibilidades. Animarme a largar lo seguro y jugármela a intentar vivir de mi profesión no había sido una decisión fácil. Me había costado muchas ansiedades y lágrimas, que no tenían un hombro amigo donde caer. Si, hubiera sido mucho más fácil decidirlo si no hubiera estado solita. Si mantener mi casa hubiera sido un proyecto de a dos. Pero últimamente los tipos que conocía parecían no valer la pena. No para más de un polvo o dos, por lo menos. Asi que seguía solita. Nada de volver a engancharme con un tarado, era mi lema del último año y por ahora venía funcionando.

La cena de año nuevo fue de lo más bizarra esa noche. Por lo general nos reuníamos en la casa de mi vieja. Mis hermanas y yo, mi vieja, mi abuela y alguna que otra vez mi tío y mi primo. Mi viejo siempre se borró para las fiestas. Casi siempre las pasa en la costa con su mujer y ya nos acostumbramos tanto a que no esté que contar con él nisiquiera es una posibilidad. Pero ese año fue diferente. Mi vieja tenía fiaca de cocinar y el novio de mi hermana -la más chica- nos invitó a pasarla con él y su familia. Debería aclarar que el novio de mi hermana tiene un bar, de esos que abren a la noche y pasan música y sirven tragos. Además tiene 12 o 13 años más que mi hermana y 5 hijos . Así que se podrán imaginar que fue una fiesta de lo más inusual. Cuando llegamos estaban armando una mesa larga en el medio del bar. Éramos como 20 personas. Ayudamos a poner las mesas, abrimos unas botellas de vino y nos sentamos.  Enfrente mío estaba sentada una amiga del dueño del bar. Un personaje bizarro con minifalda cortísima, piercings y tatuajes por todos lados y unas zapatillas con unas plataformas como de 20 centímetros. Tenía casi 40 pero no parecía de más de 25. Trabajaba en la barra de un cabaret y hacía comentarios rarísimos. Sospecho que debía estar bastante drogada. Al lado suyo un adolescente tardío de unos 22, que le decía mamá y contaba como su madre volvía borracha de trabajar a las 6 de la mañana. A mi izquierda estaban sentados el cocinero y su mujer, con su bebita de 7 meses, una gorda divina que se pasó la mitad de la cena arriba mío. Obviamente no pudo faltar el comentario desubicado de mi vieja: -¡te queda linda! mientras me miraba con cara de -quieronietitos-. Por último no podían faltar los familiares del anfitrión. Una madre, un perro gigante que te lamía y te dejaba toda pegoteada, y dos hermanos, cada uno con un montón de niñitos de diversas edades que gritaban y saltaban por todos lados, mientras jugaban con sus celulares. Por supuesto que me dediqué a comer y beber más de lo habitual, tratando de encajar, mientras por dentro no podía dejar de pensar -qué hago acá-. Cuando llegaron las doce ya estaba por suerte, bastante borracha. Levantamos nuestras copas y brindamos.

-Cada uno piense un deseo de Año Nuevo! -dijo alguien.

Nunca creí demasiado en esas cosas, pero ¡qué puedo perder! Respiré hondo y pensé.

-Este año basta de Chongos*. ¡Quiero un Hombre en mi vida!

.

21 comentarios en “62. Un deseo de Año Nuevo

  1. Q molleja!! se me olvido pedir ese deseo pa este Año, bueno tengo un año para meditarlo…XD

    PD:
    Me encanta tu blog, llevo tiempo leyendolo y enverdad cautivas.
    Exitos para este año Nuevo…=)
    Saludos a Zapatillas Verdes😉

  2. Ojalá tu deseo se cumpla!!!
    Me encanta tu blog, hace bastante lo leo pero recien ahora que me hice un blog (con una amiga) firmo😄😄 jajaja

    que sigas bien!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s