68. En problemas

Ir a Post siguiente: 69. En problemas (2).

Del Otro lado: Ser o no ser… Trigésimotercero.

Era inevitable.
En algún momento tenía que pasar y yo lo sabía. Venía esperando que mágicamente no sucediera, pero tampoco podía hacer nada para controlarlo. Y pasó. De a poquito, como la gota que va horadando la piedra lentamente. Empezó unos días, antes o después de aquella charla, ya no recuerdo bien las fechas exactas. Era un día hermoso, sábado tal vez, y habíamos decidido ir a tomar solcito al parque. Y ahí estábamos, tirados en el pastito, acariciándonos mientras leíamos cada uno concentrado en su libro cuando de golpe… suena mi celular. Era un mensaje de texto. Lo leo.

Hola bombón! ¿Cómo estás tanto tiempo?

Pedro

Tragué saliva.

-¿Quién era?

Preguntó. ¿Qué se supone que tenía que hacer? ¿Mentir? Ojalá pudiera. ¡Me ahorraría unos cuantos problemitas! Pero no. Yo no sé mentir. No quiero mentir. ¡Me niego!

-Un flaco con el que salí un par de veces. -dije- Parece que no quiere entender que ya no me interesa.

-Ah…  Y ¿no le vas a contestar?

-No. Nunca le contesto. No sé porqué sigue insistiendo.

Y cambiamos de tema. Dudé si había hecho lo correcto en decírselo, pero ya era tarde. Además ocultarlo era peor. Tenía miedo que si se lo ocultaba se imaginara que las cosas eran peor de lo que realmente eran. Pasó.

Pasó una semana. Era sábado o domingo y estábamos en la cama, transpirados y enredados entre las sábanas después de hacer el amor. Se levantó para ir al baño y sonó el teléfono. Esta vez el de mi casa. Qué raro, pensé, quién será. Y atendí.

-¿Hola?

-Hola hermosa, ¿Cómo estás tanto tiempo?

Dijo alguien del otro lado, con voz acaramelada.

-mmm… bien. ¿Quién habla?

-¿Ya no te acordás de mí? Soy Pablo

-¿Pablo? -pregunté- Ah… como estás

le pregunté mientras pensaba -qué carajo hacés llamándome a mi casa si entre vos y yo no pasó nada, no me gustaste y te lo aclaré bien…

-Bien, estaba aburrido, ¿Hacemos algo?

-Eh… no Pablo… ahora no, estoy ocupada.

Le dije y corté. Odio, odio, odio no saber reaccionar rápido. Le tendría que haber dicho tantas cosas! Le tendría que haber dicho que es un desubicado. Que nos vimos una vez hace seis meses y que nisiquiera me gustó cómo me besó. Y que para peor, me tomé el trabajo de decírselo! ¿Qué mierda no entendió? Le tendría que haber dicho que no me llame más, que se vaya a cagar, que no me meta en problemas! Pero dije eso, que es como no decir nada. Como decirle -seguime rompiendo las pelotas cuando quieras, salame.

Obviamente él salió del baño y preguntó:

-¿Quién era?

.

38 comentarios en “68. En problemas

  1. Des,
    Alguna vez te preguntaste por SUS Pedros o SUS Pablos?
    Alguna vez pensaste en un blog al que nunca accediste?
    Alguna vez dejaste de acusarte por sinceridad?
    Todos tenemos una historia atrás, y que sea historia no significa que sea “allá lejos y hace tiempo”, pueden ser cinco minutos atrás de haber tocado tu timbre por primera vez.
    Y eso no significa que no te ame, vos lo sabés bien, porque así lo escribís de tu parte.
    Acusaciones y culpas.
    A un lado.
    A otro lado.

  2. Lo peor en estos casos es que uno esta totalmente seguro de que ahí no pasa nada pero como hacerselo entender al otro! es imposible que no le queden dudas

  3. Si es cierto, puede que no entiendas lo que quiero expresar, solo se trata de contar una historia como vos decis. No ficticia evidentemente.
    Pero bueno, a veces uno se engancha como con las novelas. Y mas cuando conoce el backstage, o, el otro lado.
    Saludos.

  4. Ehmmm.

    Hace un tiempo su blog se enojo conmigo cuando quise empezar a leer la segunda parte de la historia.

    asi q no entiendo quien es pablo ¬¬

    Me dice por donde vamos xD?

    Ud dice:
    “le pregunté mientras pensaba -qué carajo hacés llamándome a mi casa si entre vos y yo no pasó nada, no me gustaste y te lo aclaré bien…”

    Yo simpre aplico la siguiente formula: La cantidad de veces q llame es directamente proporcional a la cantidad de veces que uno aclaro bien las cosas.
    🙂

      1. No se si me alcanza por aca…capaz me inspiro y te lo mando al mail… besos genia de genias, me tenes enganchadisima con tu historia…tan parecida a la mia q asusta..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s