76. Tiempo

Ir a Post siguiente: 77. Tiempo (2).

Fue una semana difícil. No me animaba a tomar la decisión, a pesar de que sabía que no tenía opción. Pensaba y pensaba que podía hacer. ¿Podía seguir escribiendo en otro lado y mentirle? No. No le quería mentir. Además soy de madera, se hubiera enterado tarde o temprano. ¿Había alguna forma de bloquearlo para que no pudiera entrar más? Ni idea. Mientras tanto seguí escribiendo, pero en vez de hacerlo directamente en WordPress lo hacía en un archivo de Word. Se sentía raro. Me había acostumbrado de otra manera. En realidad tenía dos archivos de Word, en uno hacía un tiempo ya, había empezado a escribir para mí la historia de como nos conocimos. Era una historia que me gustaba y quería tenerla registrada para cuando mi memoria ya no fuera la de hoy. Me gustaba la idea de tener algo por escrito. El también había escrito algunas cosas. Algunos besos y pocas escenas. Lo de él era más detallista y descriptivo, lo mío más un recuento de hechos. Durante más o menos una semana no hice nada. No publiqué nada, solo me limité a leer comentarios y contestarlos. A él mucho no le gustaba. -No podés decidir en base a lo que opinen los idiotas que te leen. Obviamente están de tu lado -decía, con su habitual desprecio al mundo bloggeril. Obviamente no. La decisión era mía y de nadie más. Y ya estaba tomada desde el minuto cero, pero me costaba ponerla en práctica. Concretar. Durante esa semana se repitió esta conversación hasta el infinito:

-¿Y? ¿Qué decidiste?

-No sé… todavía no me decido.

-¿Escribiste hoy?

-No! Te dije que no iba a escribir hasta que tome una decisión…

-¿Y qué esperás?

-Dame tiempo…

Contestaba, casi esperando que un milagro me iluminara de golpe con una solución que fuera satisfactoria para los dos. Pero sabía que no era posible. Un día, esperando el subte para ir a algún lado volvió a preguntar. Y dije casi sin pensar…

-Es que vos no entendés lo que significa ese blog para mí…

-Contame

-Es difícil de explicar.Vos leiste algunas escenas sueltas y así tal vez da una impresión que no es…

Seguí, sabiendo que me metía en un terreno complicado, pero ya era tarde.

-Y si, es claro que los tarados que te leen se calientan con tus historias…

-Puede ser. Pero yo no me voy a hacer cargo de eso. Yo lo escribo para contar otra historia, si se entiende o no problema del que lee.

-Explicame…

-Si empezás desde el principio creo que se lee otra cosa, tal vez medio entre líneas… -dije, tomando conciencia de que me estaba metiendo en un tema cada vez más complicado- A ver… Vos me conociste ahora, pero yo antes era muy distinta. Era tímida, introvertida, insegura. No me animaba a nada, tenía montones de inhibiciones. Toda mi vida me dedique a leer y estudiar y ser responsable y hacer lo que había que hacer. Terminé el colegio, me recibí en la facu, trabajé. Pero nunca se me ocurrió que podía hacer otras cosas. Que podía divertirme. Que me merecía otras cosas.

-…

-Siempre estuve de novia. Casi toda mi vida. Nunca corrí un riesgo ni hice nada alocado. Cuando dejé a mi ex no quería saber nada con nadie. Estaba harta, desilusionada, aburrida. No quería saber más nada de novios. Quería divertirme y pasarla bien. Por primera vez en mi vida me divertía sin que me importara más nada. Sin culpas. Y me di cuenta lo fácil que era dejarse llevar. Relajar las resistencias, darles un respiro.

-¿Pero no te sentías usada? -preguntó con cara rara. Era obvio que no le gustaba lo que escuchaba.

-No. Al revés, por primera vez me daba cuenta que era yo la que tenía el control. Siempre fui tan ingenua de creer que era el otro, que yo no podía. Creo que necesité pasar por eso y comprobar una y otra vez que era yo. Que yo podía levantarme a alguien, que podía decir que si, decir que no. Creo que necesité atravesar todo eso para valorarme.

-¿Valorarte?

No me entendía. Se veía en un mirada. Es obvio, desde afuera parece otra cosa.

-Sé que es difícil de entender. Sé que a veces hablo de más. Pero para mí funcionó así. Entendí que no tengo porqué conformarme con el primer idiota que me de bola. Y que no pensaba engancharme hasta que apareciera alguien que valiera la pena…

 

21 comentarios en “76. Tiempo

  1. los ex, los de paso, los ocasionales, los q perduran en la memoria y los q apenas tenemos recuerdo siempre molestan, hay q estar muy seguro de uno mismo para poder escuchar historias ajenas con tu “actual” como para q no te afecten y aun asi creo q en el fondo algo siempre te viene.. el q se mete en un tema asi debe aceptar las consecuencias, es el caso de ZV q se la banque ahora, tu pasado nadie lo puede cambiar y eso hace lo q hoy sos, es mas lo q le brindas a él es por haber transcurrido todo ese camino, sí puedo entender q es dificil q no sean intimos los relatos, pero hay q ser valiente tb como para contarlo y q los prejuicios de los demas ya no te afecten…
    Mil puntos para vos, menos mil para ZV. aun sabiendo q todo entre uds (creo) esta sobre ruedas😉

    besos miles!

  2. DEs…Chama todo esta hecho un royo hac tiempo q no escribo parecen años pero han pasado tantas cosas =(…En si no se catalogarlas como malas o buenas, he necesito mas una amiga q una psicologa =S…

      1. El lunes empiezo es otra cosa, por casualidad no tndras messenger, como q cada vez q paso x aqui algo más me pasaa =S…
        Sigo leyendo ;D

    1. Jajaja… Si, como me dijo alguien, somos una pareja 2.0…

      ¿Y de que signo es Mabel que es tan malita?
      Estoy planeando inventarme una Mabel para decir todas las maldades que se me ocurran…
      jajajaa

      Besos a las dos
      (Y aquí se aceptan maldades de todo tipo, no por algo ZV me llama “Acid”)
      😉

      D

  3. Ok, alguien tomó mi vida y la está escribiendo???

    Veo que el síndrome “niña felicitado 10” nos atacó a varias desde la adolescencia hasta bien entrada la veintena. Yo quebré a los 25.
    Tengo la carrera inconclusa, pero la estoy remando.
    Después de una vida sin rupturas, ni transgresiones a un paradigma que se presemtaba como obvio, pude darme el gusto de salir a explorar.
    De chocarme contra 20 paredes y comerme muchos dolores de cabezas.
    Dejé una pareja de muchos años, a quien aun quiero muchísimo -como hermano, o algo asi, sin sexo- (y él me detesta con todo su ser).
    Me enamoré de un extranjero. Me rompió el corazón. Después perdí la brújula, la chica prolija estaba haciendo cagadas y le importaba un carajo.
    Busqué mucho hasta encontrar lo que hallé hoy. Y como decis, esta vez, formé parte de la elección. Yo también tuve el control.

    1. Uh, sonamos… te diste cuenta!

      Jajaja… no, nada que ver. Debemos tener vidas parecidas, eso si! No podía ser que yo fuera la única loca!
      Eso sí, yo primero me recibí, tuve 3 noviazgos de 3 años cada uno, me fui a vivir sola… y después me hinché las pelotas y tiré la chancleta… a los 29!!

      Pero no está buenísimo sentir que AHORA SI es decision completamente tuya? No me arrepiento de nada!!

      Besos Flor.
      Y te sigo leyendo.
      (Yo debería escribir sobre mis 4 años en un call centerrrrrrr, jajaa

      D

  4. Mmm, puede ser, quizas con este post te entiendo mas que con el resto de del blog entero. Pero leí toda la historia completa en menos de 24 hs.. (todo el blog) y NO ME CALENTE (y suelo calentarme jajajaja) con tu blog, porque cuadno describías el sexo por ejemplo, no parecías tener la intención de calentar tampoco. Sino hubieras puesto otras cosas… a mi no me parecieron relatos “hot”. Y tampoco sentí que estuvieran de más… es raro, tienen como armonía con la historia. Lo único malo de tu blog, si yo fuera tu pareja, pensaría que fuiste medio “facil” dandote besos con todos, pero la verdad es que si uno lo entiende en su contexto, como una mina reprimida que se libero a los casi 30 años, que encima despues se da cuenta de que no le iba todo eso… estas “perdonada” de algo que tampoco tenes la culpa….

    Esta bueno tu blog, al menos parece muy sincero… y me encanta la sinceridad, con la crudeza que conlleva.

    1. No puedo creer que te leiste tooooooooodo esto en menos de 24 hs. Te merecés un premio!!

      Gracias por perdonarme! jajaja Creo que lo más importante es que la escritura me ayudó a perdonarme a mi misma… después de eso, poco importa el resto ¿no?

      Que sigas bien!

      Besos

  5. Y si, cuando uno logra estar en paz con uno mismo, el resto casi ni te afecta.
    Saludos!
    Si no pensas dar el examen de residencia de nuevo “prestame”/”regalame” o Te compro el material😛

    (Te conteste el otro post)
    Suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s