(des) Moro (nada) …II

Agosto de 2013

(ya pasó tanto?)

Subí a su auto con algo de desconfianza. Hacía siglos que no salía con nadie y resonaba aún en mi cabeza aquel cuentito de “no te subas al auto de un desconocido” pero en el fondo ya no me importaba. Al fin y al cabo ¿Qué podía pasar?

El Moro empezó a dar vueltas por el barrio, que yo aún no conocía tanto. Manejó unas cuadras para un lado, unas cuadras para el otro. Dimos vueltas, charlamos, escuchamos música. Era agradable. Me sentía cómoda con él aunque apenas lo conociera. Después de unas cuantas vueltas finalmente estacionó a la vuelta de mi casa.

Nos miramos.

Se acercó muy lentamente, olió mi perfume.

Y me dió un beso suave y dulce, de esos que hacía tanto que no me daban.

Era una sensación tan agradable…

Me dejé llevar, me relajé. Me perdí en ese beso que era casi casi lo que estaba necesitando. Pero no pude evitarlo, las lágrimas vinieron corriendo al encuentro, aunque nadie quisiera encontrarlas en ese preciso momento. Me las tragué como pude, pero ya no pude seguir.

Para disimular un poco lo que me estaba pasando lo abracé. Me quedé un rato con la cabeza apoyada en su hombro, pensando. O tratando de pensar. En realidad mi cabeza era una licuadora de pensamientos, recuerdos, sensaciones agradables y angustias todo mezclado.

Seguimos un rato mas así, besandonos por momentos apasionadamente, por momentos yo me separaba para tomar aire y no largar toda la angustia que me comía por dentro.

Hasta que El Moro, en uno de esos besos cada vez más intensos que nos dejaban sin aliento preguntó

-¿Querés que vayamos a otro lado?

Quería. Si quería. Pero a la vez no quería. No era el momento. Era mucho, demasiado para un solo día.

-Me parece que es mucho para hoy. Si querés lo dejamos para la próxima… ¿querés que nos veamos la semana que viene?

-Si te pones ese perfume y me besas así, ningún problema…

Dijo, y me bajé. Entré al edificio, temblando. Lloré como una estúpida en el ascensor. Me quedé parada en la puerta de mi casa con la llave en la mano pensando cómo hacer para entrar y verlo a él.

Hasta que finalmente respiré hondo y abrí la puerta.

Lo encontré, como era esperable sentado frente al televisor.

Y ahi dije la frase más estúpida que podría haber dicho en ese momento. Me permití una última debilidad.

-¿Me podés dar un abrazo?

Le pedí. El sin preguntar nada se acercó y me abrazó. Y lloré, lloré y lloré. Lloré a lágrima viva, lloré a chorros. Dejé salir todas las lágrimas que tenía atragantadas. Y me fui a dormir llorando.

9 comentarios en “(des) Moro (nada) …II

  1. si bien algo conoci de lo ocurrido no es lo mismo leerlo de esta mamera. Lo escrbis de tal forma que senti que estuve presente observando cada momento que vivias. Como una película. Que me hizo recordar mi historia meses mas tarde y creo q senti cosas muy parecidas a las tuyas mezcla de impotencia. Tristeza. Desencajada. Perdida. Bronca. Odio. Miedo. Que bien eacribis amiga!! T felicito! ! Y te quiero mucho

  2. Ahh pero ese muchacho, “El Moro”, menos tacto tenía eh. O sea, cero timing. ¿Cómo te va a proponer eso, justo en ese momento? Tenías el corazón destrozado y ¡te sale con semejante propuesta! ¡Qué momentos más angustiantes! Hace poquito comencé a leerte y te cuento que relatás las cosas de una manera que ¡súper engancha! ¡Tremendo! ¡Cuánta emoción en cada párrafo! Un posteo cautivante, ¡y qué fuerza para relatarlo luego de vivir cosa semejante!
    Por otro lado, y respecto al otro muchacho, también me gustaría agregar que me parece algo valorable, aún a pesar de todo lo que pasó, que te haya abrazado. Podría no haberlo hecho, pero tuvo un instante de mini redención en ese gesto. Si algo de humanidad le quedaba, creo que lo mostró en ese abrazo.
    ¡Te saludo y procuraré estar atenta a los próximos posteos!

    1. Gracias por tus palabras Soni! es bueno saber que hay alguien aún del otro lado leyendo!

      En relacion a lo que decis de El Moro… creo que simplemente no le importaba…
      Y mi ex… si bien hay muchas cosas que reprocharle creo que en el fondo no es mala gente… (o tenía mucha culpa!!)
      jajaja

      Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s