Neeeext… (2)

Pero definitivamente no me atraía. No sabría decir si era por su cara de señor mayor que me chocaba un poco (no le creía ni un poquito que tenía 45) o por su discurso tan…. como decirlo? Me daba la sensación de que las mujeres que pasaban por su vida eran meros objetos decorativos y acompañantes… y yo nunca me vi en esa posición. Yo soy protagonista en mi vida, no me veo en el rol secundario en la vida de otro.

En fin. Igualmente terminamos nuestros cafés, pedimos unos tragos, y seguimos hablando un rato más, hasta que se hizo la hora de irnos y nos subimos a su auto. “Caballerosamente” se ofreció a dejarme en la parada del colectivo… (Si, qué galán!!!) Dimos unas vueltas en su auto mientras hablábamos de literatura y poesía y ponía unos temas de Luis Miguel, cosa que a mis ojos lo hacía cada vez más incogible. En un momento estacionó el auto y seguimos hablando y escuchando música hasta que se me tiró encima para darme un beso…

Me agarró totalmente desprevenida porque no lo esperaba (ni lo quería…) pero una vez más pensé, estás en el baile, ahora bailá. Cerré los ojos y lo dejé hacer. Pero no fue un beso muy agradable. Tenía una boca enorme y me babeaba toda la cara, parecía que quería comerme. Además no dejaba sus manos quietas y en un momento la cosa se empezó a poner pesada. No me estaba gustando ni un poco y el parecía diferir completamente. Intenté pararlo dos o tres veces pero no hacía caso y seguía poniéndose pesado. Empecé a asustarme un poco de su insistencia y me enojé. Le dije que parara o que me iba a bajar ahí nomas. Que en ese momento no tenía ganas de seguir con eso.

Por suerte en algún momento entró en razón, me llevó a la parada del colectivo, le di un besito y me bajé, mientras lo escuchaba decir -me gustaría volver a verte alguna vez…

-si, claro- pensaba mientras sentía el viento fresco en la cara y respiraba aliviada.

Me esperaba un largo viaje en colectivo hasta mi casa.

8 comentarios en “Neeeext… (2)

  1. Jajaja. ¡La descripción de esos besos! ¡Horror! Jajaja. Y terrible que el tipo esté en una sintonía tan distinta (¡en otro planeta!) que no se dé cuenta de que no está siendo bien recibido…
    Diablos, en realidad, quiero creer que no se daba cuenta… Pero quién sabe…

  2. Ese boga era comunitario, te dejó en el colectivo porque te quería compartir con la comunidad.
    Ay estos señores, que no dan nada a la intriga, se apuran, no no. ¿Por qué ese apresuramiento? ¿Será que vio en tus ojos el brillo de mirar más allá de sus hombros? Tal vez instintivamente se dio cuenta que sólo serías sonrisa de un día. Me puse poética.
    Estas situaciones de las citas “post comunicación online” hacen que uno se sienta presionado y por lo general los resultados finales dejan mucho que desear. Es como ir a una cadena de comida rápida esperando que te den un menú de lujo de esos memorables. A menos que estés muy hambrienta, es probable que el resultado siempre sea el mismo, uno estándar, nada muy excepcional. Porque la cuestión, y esto a mi parecer (sobre gustos…está el dicho) es ir a un lugar donde puedas comer un menú hecho con cariño, porque las cosas hechas así saben mejor. Y aunque me puse nuevamente metafórica culinariamente, creo que cuando uno busca amor, compresión sincera, afecto real, lo mejor que puede hacer es no insistir tan pronto luego de una ruptura. Porque no sé, ni siquiera como descarga resulta útil andar cayendo de un brazo en otro. A la larga deja un sabor extraño, como que algo no cierra del todo.
    Te recomiendo ver la película Baby Boom con Diane Keaton. No, no es para ponernos profundas, pero es entretenida y creo que está buena para darle un respiro a esos momentos en que una se siente sacudida.
    Lamento que mi sugerencia vaya en diferido a tu experiencia, pero quizás le pueda resultar interesante a alguien que pase por aquí y esté en circunstancias similares.

    1. Soni, estoy muy de acuerdo con tu comentario por un lado, y por el otro no tanto.

      Es cierto que las citas online suelen ser el “fast food” de las citas. Pero también es cierto que no todos somos iguales, y yo creo que si yo estoy dispuesta a otra cosa debe haber por ahí -por lo menos uno- que también lo esté. Por otro lado tengo la mala suerte de que trabajo sola en mi casa y me mude lejos de mi flia y amigos asi que no me queda mucha otra opción. Y para peor en ese momento aún convivia con el ex-túpido, asi que de no salir en citas me tendría que haber quedado en casa mirandole la cara de ojete… así que no se que es pior!😉

      Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s