Miguel Angel -El Ansioso-

Agosto de 2015.

Se llamaba… pongamos que Miguel Angel (por no nombrar otro famoso artista del renacimiento) y era bastante apurado. Nos conocimos online y enseguida empezamos a chatear. Era un tipo inteligente y con sentido de humor y teníamos muchos códigos en común. Y además vivía a cuatro cuadras de mi casa. Su única foto no me volvía loca pero aún así decidí darle una chance. Chateamos unas cuantas horas el primer día hasta que se hizo tardísimo y nos fuimos a dormir. El segundo día, después de chatear un rato, le dí mi número y seguimos hablando por WhatsApp, tambien hasta tarde. En algún momento dejó deslizar un sutil reclamo

-¿Siempre tengo que empezar yo las conversaciones?

A lo que respondí diciéndole

-Todavía no nos conocemos, pero por si no te diste cuenta… vos sos el hombre…

Seguimos hablando y me contó que estuvo en pareja 23 (si Veintitres!) años y se había separado hace un año porque ella le había sido infiel y él la había descubierto. En el último año -contó- había estado medio depre y no había salido con nadie. Se anotó en esa página esa misma semana que me conoció. Esos datos me hicieron un poco de ruido en la cabeza pero todo lo demás parecía que cerraba. Estaba solo, no buscaba joda, era laburador, inteligente simpático. Pero un poco apurado. Al tercer día ya me decía que no podía parar de pensar en mi… y yo ya empezaba a asustarme.

Será porque es su primera vez conociendo gente online, pensé, no puede ser tan apurado si aun no nos conocemos cara a cara! Y se lo dije. Dijo que no, que él sabía lo que le pasaba y que en todo caso él decidía que riesgos corría. Ok, dije, yo prefiero ser un poco más cauta hasta no conocer a la persona y ver que pasa pero sos grande…

Quedamos en vernos ese mismo fin de semana.

Nos encontramos el sábado a la tarde para tomar un café. Mi primer impresión del cara a cara fue rara. Era petisito, apenitas unos centímetros más que yo. Menos mal que no me había puesto tacos. Y tenia una de esas caras que no sabes si es hermosa o fea. Ojos grandes y fijos, linda sonrisa, flaquito, pelado. Nos sentamos y hablamos, hablamos y hablamos. No paraba de mirarme fijamente a los ojos. Tanto que me ponía nerviosa. Bueno, tampoco es tan difícil ponerme nerviosa en realidad. Me hago la dura pero en el fondo soy una nena tímida. En un momento del café se acerca y me dice al oído

-Quiero revolear a la mierda esta mesa que nos separa y comerte la boca…

2 comentarios en “Miguel Angel -El Ansioso-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s