Archivos diarios: 31 diciembre 2016

El Loco.

A mi amiga A. le divierte que le tire las cartas.

Yo no creo demasiado en eso, pero una vez, hace muchos años, compré un mazo y un par de libros, un poco por curiosidad, un poco vaya uno a saber porqué. Pero la cosa es que los compré. Y de tanto en tanto, cuando ando muy desorientada, desempolvo el mazo y los libros, hago una pregunta y tiro un par de cartas.

Las respuestas nunca son demasiado claras, pero me dejan pensando… y eso es lo que vale.

La cosa es que el domingo pasado mi amiga vino con la cabeza medio revuelta, y me pidió que le tire las cartas. Brindamos, hizo su pregunta, tiramos un par de cartas, leímos, debatimos y pensamos juntas. Y en cuanto terminamos dijo:

-ahora preguntá vos…

Y yo que me venía haciendo la tonta porque no quería saber nada… Me puse a pensar, y pensar… pero la pregunta que anda rondando mi cabeza es siempre la misma… ¿para qué eludirla?

Ok, veamos… ¿Voy a conocer alguien realmente interesante en el próximo año?

dije, mientras mezclaba el mazo, pensando en mi pregunta. Corte, y repartí, como siempre, tres cartas. Una en el centro, otra a su izquierda, la tercera a la derecha.

La tercera. El futuro o la respuesta a la pregunta…

el-loco-e1437055635144

Uh… El Loco… ¿Otro loquito más??

dije preocupada, mientras leíamos los significados de las primeras dos cartas, interesantes, pero medio intrascendentes…

Finalmente llegó el turno de la tercera, leímos…

"...la actitud del Loco, que sigue el camino del instinto..." 

"la pureza... las pasiones se han elevado a un nivel superior..."  

"sus experiencias... no las abandona, no las olvida; simplemente ellas no lo controlan" 

"él nos insta a seguir avanzando a pesar de nuestros temores."

"se relaciona en primer lugar con las Varas: acción, impaciencia ilusionada, movimiento sin pensamiento, pero se relaciona también con las Copas, con la insistencia de éstas en la imaginación y el instinto. El loco en realidad combina estos dos palos -fuego y agua- el camino de la transformación."

"En las lecturas, el Loco nos habla de coraje y optimismo, nos insta a tener fe en nosotros mismos y en la vida. En los momentos difíciles, cuando la gente que nos rodea nos presiona para que seamos prácticos, el Loco nos recuerda que quien mejor puede decirnos qué hacer es nuestro propio ser interior. 

Con frecuencia el loco puede simbolizar comienzos, momentos en que uno se aventura valientemente, de un salto, en una nueva fase en la vida, en particular cuando ese salto se da a partir de un sentimiento profundo, no de una planificación cuidadosa."*

Y me quedé pensando en esas palabras, con una sonrisa, casi como un buen augurio para éste año que comienza. Nuevos comienzos, espontaneidad, librarse de las preocupaciones y los miedos, ilusiones, arriesgarse a hacer locuras, seguir los instintos…

¿Qué más puedo desear?

Va mi deseo, entonces, para todos ustedes: Que en éste nuevo año que está por comenzar, nos animemos a seguir nuestros instintos, a preocuparnos menos, a disfrutar más, a arriesgarnos, a ilusionarnos, que tengamos nuevos comienzos, que nos animemos a hacer lo inesperado, a sorprendernos y que nos sorprendan, a vivir con alegría, a querer y que nos quieran, a recuperar la inocencia…

A ser un poco más… ¡Locos!

¡Feliz 2017!

_________________________

*Los setenta y ocho grados de sabiduría del Tarot, Los Arcanos Mayores. Rachel Pollack, ed. Urano.

Anuncios