Archivo de la etiqueta: Blog

Nuevos Proyectos.

Les cuento que con unas colegas amigas estamos armando un proyecto nuevo que parece que puede ser interesante. La idea es poder divertirnos y escribir historias, pero además combinar todo eso con la profesión y poder darle una mano a quien la necesite.

Estan invitadísimos a pasar por nuestro consultorio, acomodarse en el diván y empezar a hablar!

Los escuchamos.

El consultorio queda por acá: www.tupsico.wordpress.com

 

Ponganse cómodos!

 

77. Tiempo II

Ir a Post siguiente: 78. Being New Poor.

Pasaron los días y yo seguía pensándolo, como esperando que algo cambiara milagrosamente. Había una sola decisión posible, pero yo no podía concretarla. Él se impacientaba cada día más y me preguntaba

-¿Y? ¿Qué vas a hacer?

Yo seguía diciéndole que no sabía, que lo estaba pensando, pero era cada vez más insostenible. Sigue leyendo 77. Tiempo II

76. Tiempo

Ir a Post siguiente: 77. Tiempo (2).

Fue una semana difícil. No me animaba a tomar la decisión, a pesar de que sabía que no tenía opción. Pensaba y pensaba que podía hacer. ¿Podía seguir escribiendo en otro lado y mentirle? No. No le quería mentir. Además soy de madera, se hubiera enterado tarde o temprano. ¿Había alguna forma de bloquearlo para que no pudiera entrar más? Ni idea. Mientras tanto seguí escribiendo, pero en vez de hacerlo directamente en WordPress lo hacía en un archivo de Word. Se sentía raro. Me había acostumbrado de otra manera. En realidad tenía dos archivos de Word, en uno hacía un tiempo ya, había empezado a escribir para mí la historia de como nos conocimos. Era una historia que me gustaba y quería tenerla registrada para cuando mi memoria ya no fuera la de hoy. Me gustaba la idea de tener algo por escrito. El también había escrito algunas cosas. Algunos besos y pocas escenas. Lo de él era más detallista y descriptivo, lo mío más un recuento de hechos. Durante más o menos una semana no hice nada. No publiqué nada, solo me limité a leer comentarios y contestarlos. A él mucho no le gustaba. -No podés decidir en base a lo que opinen los idiotas que te leen. Obviamente están de tu lado -decía, con su habitual desprecio al mundo bloggeril. Sigue leyendo 76. Tiempo

75. Entre la espada y la pared (2).

Ir a Post siguiente: Ultimo momento…

Del otro lado: Sensaciones distintivas. Trigesimoséptimo.

Del otro lado: Llevo…

23 de Junio de 2009

La charla siguió más o menos en el mismo tenor angustioso por un buen rato más. De tanto en tanto nos quedábamos en silencio y me abrazaba como si fuese el último abrazo del mundo, con la mirada triste como si fuera una despedida. Yo no lo podía creer. No lo quería creer. Para mí las cosas no se terminaban ahí. Se lo dije.

 

-No sé -me contestó- Siento que estuvimos en el borde. A punto de que algo entre vos y yo se rompiera.

-¿No me querés más? -pregunté Sigue leyendo 75. Entre la espada y la pared (2).

74. Entre la espada y la pared.

Ir a Post siguiente: 75. Entre la espada y la pared (2).

Del otro lado: Llevo…

23 de Junio de 2009 

Le contesté el comentario pero seguía sin saber que hacer. Iba, venía y caminaba mientras pensaba. ¿Ahora qué hago? Algo tenía que hacer, pero no sabía qué. Odio confesarlo, pero esto me pasa seguido. Sé que algo tengo que hacer pero no se qué. O sí, pero no me gustaba mucho la idea. Lo que estaba claro era que algo iba a tener que perder, por un lado o por el otro. Y había uno de los dos lados que me iba a doler un poco más. Después de dar vueltas como una boluda, chequeando obesivamente las estadísticas del blog, los comentarios, el facebook para ver si veía rastros de él sin resultado, seguía sin saber que hacer. Sigue leyendo 74. Entre la espada y la pared.

73. Basta.

Ir a Post siguiente: 74. Entre la espada y la pared.

Del otro lado: Cine, libros y blogs. Trigésimosexto.

 

23 de Junio de 2009 

Estaba en casa, sola. Asi que aproveché y me senté a escribir alguna de mis historias. Esas que recuerdo, y me divierten por lo fallidas que fueron, por los constantes desencuentros. Esas en las que no me encuentro a mi misma ¿Cómo iba a encontrarme con alguien? Escribí, conté las partes graciosas, exagerando un poco el tono cómico, me gusta reirme de mi misma. Cuando terminé de escribir lo revisé, chequee la ortografía (odio las faltas de ortografía, pero eso no quiere decir que no se me escape alguna cada tanto!), lo corregí… y lo publiqué. Un rato más tarde, volví a entrar a ver si alguien había leído, si había comentarios, y me encontré con una sorpresa no tan grata. Sigue leyendo 73. Basta.

72. ¿Concubinato?

Ir a Post siguiente: 73. Basta.

Del otro lado: Cine, libros y blogs. Trigésimosexto.

Principios de Junio de 2009

A partir de ese momento empezamos a dormir juntos todas las noches. Me encantaba, pero a la vez tenía mis dudas. Él seguía buscando trabajo y no había tenido ni una entrevista. Y yo le había dicho que no íbamos a vivir juntos hasta que no tuviera trabajo, pero ahora… me estaba contradiciendo. No era fácil de resolver. Empezó a quedarse a dormir en mi casa y a traer algunas cositas, pero no todas. Todavía no -le decía- acordate que te dije que cuando consigas trabajo. Durante el día a veces se quedaba en casa, pero casi siempre se iba a lo de su mamá. Nos íbamos juntos cuando yo me iba a trabajar. A la tarde venía y cocinábamos juntos, y ya se quedaba. De tanto en tanto le daba una llave, cuando tenía fiaca de bajar a abrirle, pero él la volvía a dejar en su lugar. O a veces se la llevaba y después la traía de nuevo. Sigue leyendo 72. ¿Concubinato?

69. En problemas (2)

Ir a Post siguiente: 70. En problemas (3).

Del Otro Lado: Viernes de resurrección. Trigésimocuarto.

.

Por supuesto que le dije todo lo que le tenía que decir, y se enojó y tuvimos una pequeña discusión. El motivo de su enojo no fue tanto el llamado como mi escueta respuesta.

-Así le dejás la puerta abierta para que te vuelva a llamar.

Dijo, y tenía razón. Tendría que haber contestado otra cosa, pero en el momento me taro y no me sale, nunca se qué decir.  Para cuando encuentro una respuesta adecuada ya es tarde. Traté de tranquilizarlo mientras le escribía un mensaje de texto al susdicho.

Sigue leyendo 69. En problemas (2)

Feliz Cumple(s)!!

Ir a Post siguiente: 64. Libro de Quejas.

11 de enero de 2010

Acabo de caer en la cuenta que Hoy, este Blog cumple 1 añito!

La verdad cuando lo empecé fue casi una catarsis, una necesidad de exorcisar las palabras que se amontonaban por millones en mi cabeza. Hoy es algo muy distinto, y de hecho su contenido cambió bastante. Yo por otro lado estoy en una situación totalmente diferente. Cambié de trabajo, de estado civil y hasta de color de pelo. Tengo proyectos nuevos propios y compartidos y muchas ganas de concretarlos. Y hasta recordé lo mucho que me gustaba cocinar. Ahora los dejo porque mañana es el cumple del Sr. de las Zapatillas Verdes y tengo que terminar la torta de chocolinas y preparar la comida mexicana que le prometí para agasajarlo.

Les prometo que cuanto antes sigo con lo que venía contando.

63. (No todo es) Color de Rosa

Ir a Post siguiente: Feliz Cumple(s)!

del Otro Lado: Sombras a un costado. Vigésimonoveno.

Los días siguieron pasando y las cosas entre el señor de las Zapatillas Verdes y yo iban cada vez mejor.  Bueno… o casi. Yo todavía tenía algunos recaudos y un poco de miedo, y él… bueno él tenía sus momentos. Estaba todavía sin trabajo, viviendo de algunos dólares que todavía quedaban por ahí. Yo trabajaba poco, pero trabajaba, a veces todo el día, a veces sólo unas horas, dependiendo del día. Él buscaba trabajo, mandaba currículums a todos lados y tenía poco que hacer. Leía y escribía y me mandaba mensajitos de texto de tanto en tanto. Hablábamos mucho. Nos veíamos bastante: casi todos los días. Y dormía en mi casa cada vez más seguido. Sigue leyendo 63. (No todo es) Color de Rosa